Alejandro C

Consejos para conseguir un préstamo personal

Los préstamos personales son uno de los productos financieros más comunes y demandados, pero desde el inicio de la crisis muchas entidades bancarias aplican criterios más estrictos a la hora de valorar la idoneidad de los solicitantes. Por eso, a la hora de iniciar los trámites para la solicitud de un préstamo personal, es conveniente tener en cuenta cuáles son esos criterios fijados por los bancos a fin de evitar la frustración de una negativa que se hace esperar durante semanas.

¿Qué quieren saber los bancos?

Hay dos preguntas iniciales a las que ningún solicitante puede escapar porque ningún empleado de banca puede (ni debe) dejar de hacerlas, de acuerdo con las políticas bancarias: ¿cuánto dinero quiere usted y para qué lo quiere? A estas dos preguntas conviene dar respuestas claras y concisas, especialmente en lo referido a la cantidad. Utilizando un ejemplo muy común y fácilmente entendible, si un individuo desea reformar la cocina de su casa y no dispone de liquidez para afrontar el pago, deberá acudir a una entidad financiera en busca de dinero para pagar al reformista. Acudir con un presupuesto cerrado, con cifras exactas y no aproximadas, e incluso aportar un recibo como prueba, facilitarán las cosas. Antes, era frecuente pedir cantidades más inexactas o incluso inflarlas con el propósito de utilizar el dinero extra para otros fines. Hoy, eso es complicado porque cuanto mayor sea la cantidad demandada, mayores serán también las trabas a superar, en forma de requisitos a veces difíciles de cumplir. Eso, por no hablar de los intereses que los bancos impondrán para la devolución del dinero.

¿Qué garantías nos exigirá el banco a la hora de valorar nuestro caso?

Lo primero que estudiará el banco serán los ingresos periódicos en forma de nómina en caso de existir un cónyuge, podría también formar parte del estudio y llegar a ser ventajoso para el solicitante. Se trata de determinar el nivel de estabilidad financiera del solicitante, así como su capacidad de devolución del préstamo en función del líquido disponible cada mes. Esto será determinante a la hora de imponer las en forma de intereses una vez la solicitud sea aprobada. Sin una nómina o un conjunto de ingresos periódicos en el caso de los trabajadores por cuenta propia será muy difícil conseguir un préstamo personal a través de una entidad financiera convencional, al menos a un tipo de interés razonable.

¿Qué determinará el tipo de interés a pagar y qué debemos (y no) aceptar?

Como acabamos de ver, la capacidad de devolución será el factor principal que dicte el tipo de interés impuesto en cada caso particular. Para ello, los bancos estudiarán el historial crediticio del solicitante, siendo importante que éste sea lo más limpio y ejemplar posible. En algunos casos, un mal historial crediticio puede ser un descalificador en los primeros compases del proceso. Si los bancos consideran que el riesgo es excesivo en base a los precedentes negativos del sujeto morosidad, no autorizarán la operación. Si, en cambio, se supera esta barrera, el banco dictará sus condiciones y el solicitante deberá saber hasta dónde llegar, rechazando los tipos abusivos aunque legales, próximos a la usura, que algunos bancos pueden querer aplicar convirtiendo el préstamo en un problema de deuda a largo plazo para el cliente.

La importancia de conocer el contexto global

Tener una idea clara del contexto económico global ayudará a no cometer errores de elección del momento. En un escenario de crisis de crédito como el de los últimos años, los criterios exigidos se tornaron tan complejos que muy pocos los cumplían. En caso de tipos de interés variables, saber cuáles son las tendencias de los mercados, siempre fluctuantes, evitará sorpresas desagradables conforme pasen los meses.

Saber retirarse a tiempo

En las finanzas, como en la vida, las cosas no siempre salen como uno querría. Un escenario habitual en los últimos años fue y sigue siendo el de las negativas de los bancos a las solicitudes de crédito y préstamos. Cuando esto ocurre, es importante valorar en profundidad si esa negativa es asumible una reforma en casa que puede aplazarse, un coche que puede esperar para ser sustituido, unas vacaciones que se pueden posponer o adaptar al presupuesto disponible, etc.  a fin de evitar tentaciones como la solicitud de préstamos no regulados fuera del circuito comercial que llevan aparejados tipos de interés abusivos que conduzcan a una bancarrota. Saber retirarse a tiempo y esperar una oportunidad más propicia es clave para no comprometer la estabilidad financiera y emocional de un individuo o una familia.

References

https://www.lendingtree.com/personal/what-are-personal-loans-used-for/ https://www.myfico.com/credit-education/whats-in-your-credit-score/ https://www.thebalance.com/how-your-credit-score-influences-your-interest-rate-960278 https://www.gobankingrates.com/credit/credit-report/read-credit-report/ https://www.finder.com/new-employee-personal-loans