Luis Tassis

Razones principales por las cuales pueden rechazar tu solicitud de préstamo

Si deseas expandir tu negocio, adquirir un bien, salir de viaje o más, seguramente tienes en mente pedirle un financiamiento al banco para lograr tu cometido ¿cierto?

Esta es la opción más confiable y segura que tienes a la mano, pero muchas veces desconoces los requisitos que evalúan las entidades bancarias para determinar si eres o no un buen solicitante.

Bien, permítenos contarte que los bancos mexicanos son bien estrictos en este tema pues el otorgamiento de préstamos está regulado por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores y la Secretaría de Hacienda y Crédito de México.

Ambos conglomerados han estipulado unos cuantos lineamientos básicos a los cuales deben apegarse los solicitantes si desean que la aplicación de su préstamo llegue a feliz término, tales como los que te presentaremos a continuación.

Requisitos para pedir un préstamo en México

1. Respetar la edad mínima y máxima establecida

Aunque en la mayoría de los países latinoamericanos los solicitantes deben ser mayores de 18 o 21 años, en México la edad mínima es de 25 años y la máxima de 65 años.

Entonces, así seas el accionista principal de una empresa o una persona física con una sólida actividad empresarial, y aplicas para un préstamo sin tomar en consideración el factor demográfico, debes tener la plena seguridad de que no le darán luz verde a tu solicitud.

2. Antigüedad del domicilio

La antigüedad mínima del domicilio debe ser de 2 años. Esto significa que el solicitante debe tener una relación laboral con una empresa cuyo domicilio haya permanecido igual durante 2 años, o durante 3 o 4 años, en caso de que haya cambiado de domicilio anteriormente.

3. Presentar el Registro Federal de Contribuyentes

El solicitante del préstamo debe demostrar a cabalidad que está afiliado al Registro Federal de Contribuyentes desde hace 2 años –al momento de aplicar por el préstamo-, aunque los bancos más exigentes suelen estipularle 4 años a este requerimiento.

De modo que si no eres capaz de demostrar esta condición, o si estás registrado pero no cumples con los tiempos establecidos, es muy factible que tu solicitud de préstamo sea rechazada.

4. Contar con un obligado solidario

Destaca que en el caso de una empresa los obligados solidarios del accionista principal serán nada más y nada menos que los demás socios y sus cónyuges –si están casados bajo el llamado régimen de sociedad conyugal-, mientras que el obligado solidario de una persona física con actividad empresarial puede ser cualquier individuo.

Digamos que si no cuentas con esta figura es casi seguro que el banco rechace tu petición de financiamiento, así que ten muy en cuenta este requisito para evitar irte de bruces en la entidad bancaria.

5. Tener solvencia económica

Esto es tan o más importante que la edad o los demás requisitos descritos, ya que todo solicitante debe ser capaz de demostrarle a la entidad bancaria que está en total capacidad económica para cancelar el préstamo en el tiempo estipulado.

Para ello debe entregarle un comprobante de ingresos que garantice su solidez y solvencia económica como estados financieros, bancarios, e inclusive las famosas declaraciones de impuestos anuales; todo con el fin de asegurarle al banco que no hay riesgo o probabilidades de embaucarse.

Gozar de una contabilidad positiva durante los últimos 2 o 3 años es vital para recibir un préstamo en México y en casi cualquier país del mundo, ya que es una muestra fiel y confiable de que tu patrimonio no presenta pérdidas significativas y no estás en riesgo de entrar en default, cuya lectura inmediata es que no podrás costear las cuotas del préstamo e irás directo a endeudarte.